El gobierno Uruguayo estaría preparando una serie de medidas con el objetivo de atraer a extranjeros que se quieran radicar en Uruguay.

En el día de hoy, se dio a conocer la decisión del ejecutivo uruguayo podría ejecutarse a través de un decreto en el que se modificarán los requisitos para obtener la residencia fiscal, de acuerdo con información del diario local, El Observador.

A partir de que se difundieran las intenciones de Lacalle Pou, se generó una oleada de consultas sobre la posibilidad por parte de ciudadanos argentinos. Entre otras cosas, aumentaron las consultas en los colegios de Punta del Este. El objetivo es reactivar algunos sectores de la economía a partir de atraer argentinos de alto poder adquisitivo.

Entre las medidas que podrían ser adoptadas, continúa el medio uruguayo, una sería la de reducir significativamente el patrimonio requerido para radicarse en el país, de USD 1,7 millones a USD 500.000.También se podrá obtener la residencia fiscal después de vivir un mínimo de 183 días en el país, por tener allí familiares cercanos, tras demostrar que al menos la mitad de los ingresos se generan allí, entre otras modificaciones.

Además, Uruguay ofrece a los extranjeros que se quieran instalar en el país lo que se conoce como una “vacación fiscal” de cinco años, en los que no se deben pagar impuestos. Además, superado ese plazo, no se paga Impuesto al Patrimonio (el impuesto a los bienes personales uruguayo) por activos en el exterior y se paga un impuesto a la renta reducido por ganancias generadas por los mismos (12%).

Por otro lado, el sistema tributario uruguayo conserva algunos aspectos de los sistemas impositivos que cobran impuestos solo por ingresos de fuente local y, cuando esto no resulta de aplicación, las alícuotas del IRPF (el impuesto a las ganancias) si bien son similares a las que existen en Argentina parten de un mínimo no imponible más alto.