Martin Guzmán aclaro que habrá un nuevo retoque a la oferta ya presentada, pero anuncio que sera la ultima.

En el día de ayer, el Ministro de economía de la Nación, Martin Guzmán, corrió una semana más las negociaciones por la reestructuración de los U$S 68.000 millones de deuda externa con los bonistas. El Titular de la cartera de Economía, estudia los pedidos de los fondos, pero recién el martes hará pública una nueva carta de canje de títulos públicos.

En ese documento de prensa que giró entre los acreedores, Guzmán, destacó que “desde la extensión anterior, la república continuó manteniendo proactivamente debates con distintos grupos de inversores, adelantó posibles ajustes y recibió comentarios, así como también otras sugerencias sobre los diferentes caminos para mejorar los cobros”.

El jueves, Guzmán asintió que endulzará aún más la oferta de canje: “Hicimos una propuesta este año y estamos trabajando para mejorarla. Lo esencial es que el acuerdo que se busca debe respetar los preceptos de sustentabilidad, debe aceptar que la Argentina tiene compromisos que puede cumplir”. “En lo que hemos estado trabajando es en normalizar los tipos de interés. Argentina propone una reducción muy modesta de capital, y lo que propone es modificar las tasas de interés, que hoy, en dólares, están alrededor del 7%. La idea es bajarlos a un nivel sostenible para nosotros”, dijo al diario Valor Económico, de Brasil.

Por último, hizo una suerte de ultimátum: “En cuanto a la enmienda que se hará a la oferta existente, no habrá un número mayor del que planeamos ofrecer en los próximos días o semanas”. Con esta nueva prórroga, las negociaciones con los bonistas se extenderán por una semana adicional y el Gobierno tendrá tiempo de convencer a los acreedores de que acerquen sus posiciones para conseguir una mayoría de aceptación.