En la Argentina distintos actores de la política nacional, piden un plan que genere puestos laborales, obras y alimentos.

En el Congreso y en el poder ejecutivo ya circula un proyecto, que buscará garantizar un megaplan nacional llamado “Plan San Martín” y el “programa Potenciar Trabajo”, para disminuir la pobreza, generar fuentes de trabajo y que se urbanicen las villas de diferentes partes del país. Grabois y Máximo Kirchner ya le dieron al presidente Alberto Fernández un proyecto que contará con una inversión de más de 3.200 millones de dólares, que sumaron su idea el Ministro Daniel Arroyo y la Ministra María Eugenia Bielsa, junto a organizaciones populares y ONG´S.

Poco a poco se van tomando fuerzas y se van sumando distintos sectores sociales del país, junto con personalidades y políticos de distintos partidos, dan el visto bueno del boceto que circula y sugiere desde distintas partes de la coyuntura política nacional y provinciales. Teniendo en cuanta que un megaplan de proyecto que impulsa generar trabajo, ingresos, obras y vivienda a los sectores más olvidados del país, requerirá de poner en marcha las bases productivas de país.

En el proyecto que le envió Juan Grabois al Presidente, también aporto y fue parte Máximo Kirchner, donde el plan requiere de una inversión a lo largo de tres años. Esos 3.200 millones de dólares pero que se financiara con Pesos, tendrán como destino un plan de obras que urbanizará miles de barrios populares, generando miles de puestos de trabajo a través de Cooperativas dedicadas a la construcción y será enfocado mayormente en Capital Federal y el Conurbano Bonaerense.

También con tierras fiscales y no fiscales, se llevará a cabo planes de producciones agrícolas donde familias y cooperativas tendrán la oportunidad en producir alimentos agrícolas a fin de que lo producido sea comprado por el mercado central y así ser destinados a supermercados y tiendas.

Ademas, dicho plan tiene el visto bueno de Axel Kicillof y Horacio Larreta, que también contemplaría el proyecto de ley aprobado en el año 2018 creado Juan Lilita Carrio, Mario de Negri y Nícolas Massot , llamado ley del Registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana (Renabap), donde Máximo Kirchner la elogió en una sesión de Diputados en el mes de Mayo.

En sus partes, el proyecto lleva la idea de expropiar/comprar terrenos por medio de un fideicomiso para financiar las expropiaciones o compras de proporciones de tierra, integrado por Nación, provincias y municipios, donde interviene un comité nacional de tasación y la Agencia de Administración de Bienes del Estado.

La idea inicial no incluía la construcción de viviendas sino obras de cloacas, electricidad, agua y gas natural, pero la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, también participa y da su idea del plan, a lo que aporto su proyecto para el desarrollo de viviendas en villas y asentamientos populares en el país, para ponerlos en condiciones “dignas de vivienda y cumplimiento de los derechos”.

Otra voz que suma sus porotos, es mediante la del Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, que aportará su propuesta por medio de las cooperativas enmarcadas en el programa “Potenciar trabajo”, que tiene bajo su órbita a 580 mil beneficiarios de planes sociales y se constituye en la construcción, el reciclado, el rubro textil, el cuidado de personas y el rubro alimentario. Será a través de las cooperativas dedicadas a la construcción que se conseguirá la mano de obra para el Plan San Martín.

En cuanto al “Programa Potenciar Trabajo”, Arroyo aportó de que las 570 mil personas que cobran un plan por la mitad del salario mínimo vean completado su ingreso con empleos públicos y privados en cinco puntos estratégicos: producción de alimentos, textiles,construcción, economía del cuidado y recolección y reciclado de residuos.

También distintas provincias su sumarían al plan, como la provincia de Santa Cruz, San Juan, Santa Fe y Entre Ríos. Mientras más pasa el tiempo de los primeros meses de Gobierno, más adeptos suma el proyecto nacional para levantar el país desde los sectores más golpeados por la gran crisis y recesión que lo emerge a tener más del 50% de pobreza.

Se busca que el plan inicial que Juan Grabois le envió al Presidente Alberto Fernández, con el aporte de Máximo Kirchner, se sumaron cientos de adeptos que en su conjunto involucra partidos políticos, movimientos sociales, ONG´S, fundaciones, entre otras. Si bien este año no hubo presupuesto, si el contexto de la Pandemia no se acentúa, en el 2021 estaría contemplado como inversión si todo llega a un buen fin sin grandes objeciones.