Desde China donde surgieron nuevos casos desde la semana pasada, hasta en Portugal y Alemania, los nuevos focos del Coronavirus.

El rebrote en un mercado mayorista en Pekín, una fiesta clandestina en Portugal y una fábrica de carne en Alemania son solo algunos de los escenarios que empezaron a poner en alerta al mundo otra vez. Mientras muchos consideran que en los países de Europa o Asia lo peor de la pandemia ya pasó, existen nuevos focos de contagio que preocupan a la OMS.

En dichos países aparecieron nuevos focos masivos de contagio que obligaron a los gobiernos a tomar nuevas medidas de restricción y sembraron la duda sobre la posibilidad de que se expanda una nueva ola de infecciones.

La primera alarma se encendió en Pekín , donde ya se registraron 158 casos desde la semana pasada en el mercado mayorista de Xinfadi, principal fuente de suministros de la capital, después de dos meses sin ninguna persona enferma en la ciudad.

En Alemania no fue solo uno, sino varios focos los que pusieron en alerta al país. Las autoridades de Gütersloh, en Renania del Norte-Westfalia, ordenaron el cierre de todos los centros educativos después de que cientos de trabajadores de la fábrica de carne más grande de Alemania dieran positivo en Covid-19.

El origen de las infecciones habría sido importado por trabajadores migrantes que aprovecharon la reapertura de las fronteras para visitar a sus familias y volvieron al trabajo. En total se registraron 657 casos positivos , por lo que la empresa cerró sus puertas y puso en cuarentena a sus más de 7000 empleados, según consignó la emisora Deutsche Welle.

El aumento de casos superó los parámetros establecidos por el gobierno de 50 nuevas infecciones en una semana por cada 100.000 habitantes para tomar medidas de emergencia, por lo que las autoridades estudian la posibilidad de cerrar comercios y restaurantes.

Irán también avisó que podría volver a imponer medidas más estrictas para contener la propagación del coronavirus después de anunciar el lunes que se contabilizaron más de 100 muertos durante los últimos días y más de 2600 nuevos casos.