Distintos bonistas quieren tener como garantía carteras nacionales por el pago de la deuda y si la Argentina no cumple quieren saquear al país por lo que dejo el Gobierno de Cambiemos.

La negociación por la reestructuración de la deuda de los 65 mil millones de dólares, gran parte generada por Cambiemos en los anteriores 4 años, aun no se llevo a un acuerdo y ahora exigen que la Argentina ponga como garantía por si no cumple con el pago, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), Aerolíneas Argentinas y el Banco Nación.

Dos de los tres grandes grupos de bonistas que son Blackrock y Ad Hoc, exigen que nuestro país ponga como garantía la plata de lo jubilados a través del FGS, la circulación del dinero de gran parte de los argentinos que maneja el Banco Nación y la empresa estatal de aviones como Aerolíneas. De esta manera, algo ilógico que el Gobierno argentino lo descartará por completo, ya que pone en juego la soberanía nacional. Aun así, se complico la reestructuración de la deuda en los últimos días y se seguirá extendiendo por todo Julio.

Gran parte de los bonistas se convierten cada más en buitres de primera linea, aprovechándose de un país destruido económicamente en gran parte por el Gobierno de Mauricio Macri que propicio que esto ocurriera.

Tras extender los plazos de negociación hasta fines de julio, el ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó que aún existen diferencias “legales” para llegar a un acuerdo con los bonistas extranjeros. Argentina busca reestructurar una deuda equivalente a U$S 65.000 millones, donde el 50% le dio el aval al Gobierno argentino para cerrar una negociación pero aun falta el otro 50% que son los más duros y exigen que la Argentina renuncie a su soberanía, ellos como antes mencionamos son Blackrock que maneja una cartera a nivel mundial de más de 6 Billones de dólares y otro gran grupo de capitales norteamericanos e ingleses, Ad Hoc.

El Ministro Guzman ayer participó de un webinar organizado por la agencia Bloomberg, en el que debatió junto a un grupo de ministros de Finanzas de otros países sobre el futuro de la deuda en los mercados emergentes en la era de la pospandemia. Luego de explicar el enfoque adoptado por el Gobierno para enfrentar al coronavirus, Guzmán se refirió al proceso de reestructuración de la deuda que lleva adelante el país.

Aun no esta nada definido, por lo que se prevé que el acuerdo se extienda por todo el mes de Julio, algo que se torno muy complicado por las trabas de los fondos buitres, los 65 mil millones de dólares y más en contexto de Pandemia es algo imposible de pagar por que la Argentina esta quebrada, por eso avanzan y quieren quedarse como garantía con tres carteras muy importante para el país, el FDG, Aerolíneas Argentinas y el Banco Nación suman hoy en día una caja de más de 50 mil millones de dólares.