En medio de la pandemia y en la causa por espionaje ilegal, el expresidente viajo a Francia con Juliana Awada y su hija menor, Antonia.

Tras el pedido de su teléfono para ser peritado por la causa de persecución al Grupo Indalo, en el día de ayer, la jueza María Servini rechazó el pedido de la defensa del ex presidente de la Nación que había solicitado que no se perite su teléfono, por lo que Macri junto a su familia se fugaron repentinamente a otro país.

Si bien no tiene ordenes de no salir del país, pero en un clima de pandemia y por todas las causas judiciales que afronta el ex Presidente y dirigentes del gobierno anterior, hace mucho ruido que desde Ezeiza Mauricio Macri partiera hacia Paris con toda su familia.

Debido al peritaje de su teléfono, la magistrada sostuvo que el estudio del teléfono no compromete las garantías constitucionales. Macri anteriormente había presentado una apelación ante la jueza federal María Romilda Servini para impedir que auditen las llamadas entrantes y salientes de su celular. La orden había llegado en el marco de la causa que investiga a la mesa judicial M y abarca desde el 1 de enero de 2016 hasta el 31 de agosto de 2019.

La semana pasada, en el marco del expediente 16850/2019 caratulado, “Macri, Mauricio y otros s/asociación ilícita querellante: De Sousa, Carlos Fabián y otro”, la jueza dispuso que para avanzar en la investigación, se realice el cruce de llamadas de Mauricio Macri, José María Torello, Nicolás Martín Caputo, Fabián Rodríguez Simón, Mario Eugenio Quintana, Javier Iguacel, Alberto Abad, y Leandro Germán Cuccioli, y los empresarios Martín Rappallini, Orlando Terranova e Ignacio Jorge Rosner.

Además de la repentina fuga de Mauricio Macri, sucede en la semana donde se dio a conocer una serie de mensajes que compromete a Darío Nieto, el secretario privado de Mauricio Macri. Hombre de su máxima confianza. 

En los chats, que fueron peritados por Gendarmería y la Policía Federal, se observa que Nieto coordina el préstamo del Banco Nación a la empresa Vicentin y que pide evitar que el dinero pase por organismos de control como la Sindicatura General de la Nación (SIGEN).